Project Description

Artículo publicado en Diciembre 2011

El sistema de Progresión Lunar Natural, o proluna, fue desarrollado por el astrólogo búlgaro-uruguayo Boris Cristoff en 1963. Lo novedoso de este sistema de predicción astrológica es que no toma al planeta Tierra como centro o punto de partida como lo hace la astrología tradicional, que es geocéntrica, sino que hace progresar a la Tierra a lo largo del zodíaco. De ahí que Cristoff la haya llamado “natural’, debido a que respeta la realidad astral.

Esta progresión simbólica abarca doce períodos de siete años cada uno, el primero (0 a 7 años) empieza al momento del nacimiento, y por eso coincide con la cúspide del ascendente. El segundo (7 a 14 años) va de la cúspide de la casa dos a la de la tres; el tercero (14 a 21 años) de la cúspide de la casa tres hasta la de la casa cuatro y así sucesivamente hasta dar la vuelta al zodíaco.
De este modo si una persona nació en el año 2000, se marca dentro de la carta este año en el ascendente, y luego se marca 2007 al inicio de la casa dos, 2014 en la cúspide de la casa tres, 2021 en el inicio de la cuatro, etc.

¿Que sucede con los seis años intermedios que quedan entre los ciclos septenales? Cristoff recomienda hacer un cálculo a ojo, y considera que no vale la pena precisar al minuto la posición de un año de vida. Por ejemplo si la casa uno tiene una extensión de 28 grados, cuatro grados abarcan un año (28%7= 4). O si la casa dos tiene una extensión de 36 grados, cada cinco grados aproximadamente se calcula un año (36%7= 5.14)

Para este sistema, son mas significativos los signos, que representan las tendencias y la evolución internas del individuo, que las casas, que dan cuenta de las tendencias externas y circunstancias. Entonces al astrólogo se le recomienda que preste especial atención a la entrada de la proluna en un elemento, ya que produce cambios bastante notorios en la predisposición de una persona. Al entrar en una etapa de fuego se acrecienta el individualismo y el entusiasmo. El ingreso a un signo de tierra conlleva un mayor materialismo, la energía se vuelve mas densa, el énfasis está en lo práctico y concreto. Al pasar de un signo de tierra a uno de aire la persona se aligera y suele acrecentarse su interés por lo social. Por último, el ingreso a una etapa de agua es un período humanista o emocional, mas impersonal, mucho mas indolente en lo físico pero con sobreactividad en lo psíquico.

La proluna en los signos
Antes de adentrarnos en cada signo es bueno aclarar que la posición y aspectos del planeta regente del signo en cuestión deben ser tenidos en cuenta. Por ejemplo, si la proluna entra en Géminis, la experiencia no va a ser la misma para una persona con Mercurio Saturno en su carta natal que para otra con Mercurio Venus.
Otra consideración a tener en cuenta es que cuando la progresión está llegando al final de un signo, suelen ponerse de manifiesto las peores cualidades de dicho signo: por ejemplo si la proluna en Aries en sus inicios destacaba por su iniciativa, hacia los últimos grados de Aries esa inicativa con frecuencia deviene en impaciencia e impulsividad. Esto produce una crisis que se resuelve con el pasaje de la proluna al signo siguiente.
Dicho esto, describiré solo los rasgos generales de la proluna en cada signo a modo de guía de consulta.

ARIES
Cuando la proluna entra en Aries, la persona, que venía de la dispersión y la apatía propias de Piscis, se pone en acción. Acrecienta su ímpetu por darle comienzo a nuevos proyectos, se siente mas entusiasmada, mas corajuda. El foco está puesto en si misma, Aries es sumamente individualista y corre el riego de no tener en cuenta a los demás. Suelen ser mas frecuentes los arrebatos, los enojos e impaciencias, es el momento de equilibrarse desarrollando la paciencia.

TAURO
Con el pasaje de Aries a Tauro, el individuo se enfoca en darle forma a lo que comenzó con tanto entusiasmo en la etapa ariana, necesita sustentar sus impulsos hasta convertirlos en un resultado concreto, palpable, que perdure en el tiempo. Se vuelve menos fogoso, mas práctico y metódico, mas rutinario. Debe cuidarse de que esta búsqueda de estabilidad y seguridad no se transforme en pesadez, puede ser bastante obcecado.

GÉMINIS
Con el ingreso de la proluna a Géminis, la persona deja atrás la pesadez y estabilidad de la etapa taurina y da paso a un período en el que predomina lo social, el contacto con grupos, las asociaciones de todo tipo. Se siente mucho mas liviana, mas desapegada, con facilidad para adaptarse a las circunstancias que le toquen en suerte. Se acrecienta su capacidad para comunicar sus ideas, se vuelve mas fluida en su modo de expresarse, aunque debe cuidarse de la dispersión. Durante esta progresión suelen aumentar los viajes cortos y todo tipo de desplazamientos y contactos. Si lleva la energía geminiana a un extremo, corre el riesgo de caer en conductas demasiado superficiales o irresponsables que podrían atentar contra sus vínculos.

CÁNCER
Cuando la proluna se introduce en Cáncer, la persona, que viene de una etapa geminiana cargada de asociaciones, se vuelve mucho mas selectiva en sus vínculos. Le interesa relacionarse desde un lugar mas profundo, mas intimista. Necesita momentos de retiro y soledad; aumenta la introversión, la intuición, el interés por la memoria, el pasado, la familia y las tradiciones.
Cáncer es uno de los signos mas sensibles y está sujeto a frecuentes altibajos emocionales, por eso durante este período la persona debe cuidarse de no sucumbir a una susceptibilidad extrema y caprichosa.

LEO
Cuando la proluna pasa de Cáncer a Leo se produce un giro notable en la vida del individuo, que se vuelve mucho mas extrovertido, determinado, seguro de sí mismo y su propia valía. Atrás quedan las susceptibilidades e indecisiones tan propias de Cáncer, en este nuevo período la persona sale del cascarón que revestía su intimidad y busca autoafirmarse y destacarse frente al entorno. Debe cuidarse de caer en extremos para evitar que su dignidad se transforme en presunción y su extroversión en exageración.

VIRGO
Con el pasaje de la proluna de Leo a Virgo la extroversión y determinación leoninas dan lugar a un modo mucho mas práctico, adaptable, terrenal. La persona deja atrás sus exageradas ilusiones y se enfoca en la realidad objetiva para poder armar una estrategia que le permita sacar el mejor provecho de las situaciones. A través de un riguroso autoexamen reconoce sus limitaciones, lo cual da lugar a una apreciación mas realista y humilde de sí misma. Aumenta el interés por la salud, las dietas, lo cotidiano, el tipo de servicio que se brinda a través del trabajo…
Corre el riesgo de que su amor por los detalles y el orden se transforme en una obsesión que termine por agobiarlo.

LIBRA
Cuando la proluna pasa de Virgo a Libra, la persona siente que ya es hora de liberarse de las actitudes tan fastidiosas y detallistas propias de lo virginiano. Mas que apoyarse en rutina metódica y sofocante, busca crear ambientes armónicos y equilibrados. Aumenta el interés por las asociaciones, la vida social y las relaciones públicas cobran relevancia. En vez de preocuparse por la utilidad de un objeto, se inclina por sus cualidades estéticas o artísticas. Se hace mas flexible y comprensiva, lo cual le posibilita desplegar ciertas cualidades librianas como la diplomacia, la elegancia, el interés por la cultura y la justicia.

ESCORPIO
El ingreso de la proluna a Escorpio marca un período de crisis y cambios trascendentales. La persona se vuelve mucho mas selectiva en sus vínculos, prefiere acotar las numerosas relaciones que formó durante el período libriano para poder conectarse de modo mas profundo y comprometido. Escorpio es un signo de agua, por eso aumenta durante esta etapa la sensibilidad. Debe cuidarse de los extremos, del todo o nada, del eterno conflicto. Muchas veces el individuo se queda enganchado en situaciones que lo mortifican y lo sumen en el resentimiento. Si aprende a soltar, su habilidad para llegar al fondo de las cuestiones le posibilitan el cambio profundo, la liberación tan ansiada. Suele aumentar el interés por el ocultismo, lo secreto.

SAGITARIO
Con el traspaso de Escorpio a Sagitario la personalidad se expande, nace un anhelo por trascender, por encontrar nuevos y mas amplios significados. Sagitario es un signo de fuego, y por ende durante este período se acrecienta el individualismo y el entusiasmo. Suelen estar presentes los viajes y contactos con el extranjero; también puede darse un despertar religioso aunque la persona debe cuidarse de la afinidad sagitariana por los dogmatismos exagerados. Según la idiosincrasia del individuo, en ocasiones se despierta el interés por la política, la cultura, la justicia.
Como siempre con Sagitario uno debe resguardarse de las idealizaciones, del exceso de confianza, la falta de moderación, el despilfarro.

CAPRICORNIO
Al entrar a Capricornio, la proluna provoca en el individuo una dosis de realismo y austeridad. Atrás quedan las exageraciones de Sagitario, y durante esta etapa llega a hora de pagar por la fiesta de optimismo y despilfarro tan típicas de la fase anterior. O tal vez la persona debe asumir nuevas responsabilidades que lo obligan renunciar a la libertad y el permisivismo de otros tiempos. Sea cual fuere el caso, se pasa de una etapa de expansión a otra de contracción. Comienza un estadio vinculado a la búsqueda de seguridad material, uno se vuelve mas precavido y organizado, mas formal, la realidad con sus exigencias y limitaciones se impone obligando al individuo a madurar y hacerse cargo.

ACUARIO
Con el ingreso de la proluna en Acuario, la persona se aliviana, se libera de las exigencias y la rígida rutina de la etapa anterior, aumenta la libertad, las ganas de relacionarse con gente distinta, de aprender cosas nuevas, insólitas. Es un buen momento para introducir cambios en aquellas situaciones o vínculos que asfixian e impiden evolucionar, aunque no conviene ser demasiado drástico en la búsqueda de una libertad absoluta (¡e inexistente!) que al final se transforme en abandono. Suele ser una etapa en la que se forman sociedades, agrupaciones, cooperativas.

PISCIS
Cuando la proluna entra en Piscis comienza una etapa de aislamiento e introversión. Al aumentar la sensibilidad, la persona se siente demasiado invadida por el entorno y necesita momentos de silencio y meditación. Suele ser una etapa angustiante debido a que prevalece el desorden, la confusión, la desorganización, la lógica y la voluntad parecen adormecerse. En el aspecto positivo, la persona se vuelve mas romántica, compasiva y tolerante con los demás, mas humanista. Es un buen momento para desarrollar alguna forma de arte que le permita canalizar su imaginación y sensibilidad.

La proluna progresada sobre un planeta
¿Que sucede cuando la proluna progresa sobre un planeta? Por lo general este contacto genera acontecimientos puntuales que nos permiten adquirir un nuevo punto de vista acerca de la función psíquica que el planeta representa. La naturaleza del aspecto describe el modo en que dicho suceso irrumpe, siendo mas benévolo en el caso de los aspectos blandos como el trígono o el sextil y mas conflictivo si el aspecto es duro, como una cuadratura u oposición. La conjunción en todos los casos marca un inicio, un nacimiento en el que emerge un nuevo modo de percibir el planeta.
Veamos algunos ejemplos: un trígono de la proluna al sol suele traer éxito y reconocimiento del entorno mientras que una cuadratura u oposición generalmente provoca desvalorización personal y pérdidas ya sean de índole material, sentimental o social. La conjunción en cambio señala un nuevo estadio, un enfoque novedoso de la personalidad y de la forma de expresar sus talentos y potencialidades.
El contacto entre la proluna y la luna por progresión indica distintas facetas en la expresión del principio lunar, que va sufriendo variaciones según el tipo de aspecto. Así, un trígono colabora para que los asuntos del hogar, la maternidad, la madre, la familia, el cuidado y la nutrición del entorno alcancen su expresión óptima. Una cuadratura, por otro lado, puede producir conflictos con la madre, los hijos o la familia, o problemas en el hogar y la vivienda, o situaciones críticas con mujeres, o una emocionalidad desordenada que produzca crisis psíquicas, etc.
Al progresar la proluna sobre Mercurio en un aspecto armónico favorece los estudios, la comunicación, los logros intelectuales, el comercio. Una cuadratura u oposición traba los aprendizajes, la difusión de conocimientos, los proyectos intelectuales, la comunicación, el comercio, los viajes cortos, los vínculos con hermanos.

Diciembre 2011